22.12.17-1
Diciembre 22, 2017

Presidenta Bachelet encabeza inauguración de nueva subcomisaría de Asuntos Migratorios de Carabineros

De los 38 funcionarios que tendrá la unidad, 25 fueron capacitados por el Departamento de Extranjería y Migración en interculturalidad; gestión migratoria (normativa y permisos de residencia), y trata y tráfico de migrantes.

Santiago, 22 de diciembre 2017.- La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, encabezó la ceremonia de puesta en marcha de la nueva subcomisaría de Asuntos Migratorios de Carabineros de Chile, que tendrá como objetivo brindar atención preferencial e informativa a inmigrantes que lo requieran. Al acto asistieron el general director de Carabineros, Bruno Villalobos, y la jefa (S) de Departamento de Extranjería y Migración, Gabriela Cabellos.

La Mandataria felicitó esta iniciativa y expresó que espera “que puedan cumplir una tarea fundamental. Y, en ese sentido, contribuir también a que los derechos humanos en Chile, de todos –no sólo de quienes han nacido en esta patria, sino también de aquellos que nacieron en otra patria, pero que han optado por Chile como una segunda patria– puedan tener aquí un lugar de orientación, un lugar de aporte y un lugar de resolución de problemas”.

La nueva unidad policial -ubicada en Dávila Baeza con avenida La Paz, en Recoleta- contará con equipos multidisciplinarios compuestos por Carabineros, intérpretes y personal con experiencia en asistencia de grupos vulnerables (asistentes sociales, psicólogos, etc.). En esta línea, se contempla una dotación encabezada por un capitán, en calidad de subcomisario, y 38 miembros del escalafón de suboficiales. Veinticinco de ellos fueron capacitados por el Departamento de Extranjería y Migración en interculturalidad; gestión migratoria (institucionalidad migratoria, normativa existente y tipos de visas), y trata y tráfico de migrantes.

Dentro de su funcionamiento, la subcomisaría contará con dos funcionarios de guardia que atiendan consultas y procedimientos (uno de ellos con dominios de una lengua extranjera); un vigilante de imputados; un módulo de atención nacional, con personal suficiente para cubrir los requerimientos a nivel nacional; dos funcionarios en la Oficina Comunitaria; un cuartel móvil de atención de público en terreno, y patrullas de reacción a todo turno, atendiendo procedimientos con imputados extranjeros.