NIP_0282
Octubre 12, 2017

Refugiados sirios ya están en nuestro país dispuestos a iniciar una nueva vida

• Las 66 personas arribaron al aeropuerto de Santiago a las 7:45 de la mañana de este jueves y fueron recibidas por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati y Michele Manca di Nissa, Representante Regional para el sur de América Latina de ACNUR.

Santiago, 12 de octubre 2017.- En los salones de Protocolo del Aeropuerto de Santiago, y en una ceremonia de carácter privado, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, dio la bienvenida personalmente a los 66 refugiados sirios que llegaron procedentes desde El Líbano, tras un vuelo de 26 horas.

Las 14 familias, que corresponden a 66 personas (34 adultos y 32 niños), expresaron su agradecimiento a la Mandataria por el Programa de Reasentamiento de Refugiados Sirios, que les permitió dejar atrás la cruenta guerra civil que se ha transformado en una crisis humanitaria sin precedentes.

“Nuestro deseo es que comiencen poco a poco a dejar atrás el miedo, el dolor y la incertidumbre. Sabemos que vienen de una historia difícil, y lo que queremos es que encuentren en nuestro país una tierra que los recibe con amistad, con buena voluntad para que puedan reconstruir su historia y hacer crecer sus familias, en paz y con seguridad”, destacó la Presidenta.

En la bienvenida estuvieron presentes las máximas autoridades de las tres organizaciones a cargo del programa: el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, Michele Manca di Nissa, el Representante Regional para el sur de América Latina de ACNUR, y el ministro del Interior, Mario Fernández.

“Me alegro inmensamente que Chile se manifieste una vez más como un país abierto, solidario y acogedor. Sin duda alguna, la lengua nos separa en alguna medida, pero me he dado cuenta saludando a la gente que hay un idioma común; los niños sonreían y respondían a nuestras sonrisas. Espero que el trabajo de la Vicaría Pastoral Social Cáritas, que ha recibido este encargo de parte Chile, lo pueda desarrollar como lo ha hecho en el pasado con otros refugiados”, dijo el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati.

Por su parte, Michele Manca Di Nissa, Jefe de la Oficina Regional para el Sur de América Latina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados dijo que “es un día de alegría. Es un día de encuentro, encuentro de las necesidades de la gente que sufre la guerra en Siria, que han sufrido la discriminación, la violencia y han debido dejar todo atrás, huyendo de su propio país… De Chile lo que más van a desear es tener una situación de paz y de tranquilidad, donde ellos puedan construir lo que ellos no han podido hacer en su país”, señaló.

Tras el encuentro que tuvieron con las autoridades de cada institución a cargo del programa de reasentamiento, las 14 familias que llegaron a nuestro país, realizaron sus trámites migratorios y junto a un intérprete partieron rumbo a sus nuevos hogares en furgones que los esperaban en las afueras del terminal aéreo.

Saeed Antakli, refugiado que llegó junto a su esposa y dos hijos, tuvo palabras de agradecimiento. “Agrademos esta llegada al pueblo chileno, agrademos este recibimiento y esperamos que nosotros también respondamos a esta acogida que estamos recibiendo del pueblo y el gobierno chileno. Estamos muy felices de estar acá, muy agradecidos de este recibimiento. Nosotros no conocíamos al pueblo chileno pero en este momento los estamos conociendo, estamos agradecidos y esperamos responder a esta acogida. Gracias”.

Roha Ali, otra refugiada que llegó a nuestro país, agradeció en nombre de las mujeres.  “Quise dar mi testimonio y agradecimiento como mujer hacia el lado femenino y a Chile por haber recibido a mi familia. Además quiero mostrar mi preocupación y solicito humildemente que tengan refugio de colegio para los niños, educación y agradezco enormemente que al ingresar a Chile, sentí sicológicamente un descanso”.

Siete familias vivirán en la comuna de Macul y las otras 7 lo harán en Villa Alemana. En sus nuevos hogares los esperaban trabajadores de la Vicaria de Pastoral Social del Arzobispado de Santiago, para darles la bienvenida y entregarles las llaves de sus casas.

Durante los próximos días los refugiados comenzarán con las clases de español de manera intensiva para que logren adaptarse lo antes posible a nuestro país. Se espera además que el Registro Civil junto con la Policía de Investigaciones llegue a sus domicilios para que puedan facilitar la entrega de la cédula de identidad.

En la cita también estuvieron presentes los dos alcaldes de las comunas de acogida, Villa Alemana y Macul, quienes han sido claves en preparar a sus comunidades para la acogida de las familias refugiadas y que seguirán siendo actores fundamentales del Programa. Asimismo, asistieron representantes de la comunidad siria de Chile, que participó en la recepción de las familias, y de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), a cargo de la preparación del grupo refugiado antes del viaje y su traslado a Chile.

Las imágenes de la llegada en el siguiente link: goo.gl/DSYhnp