23.8.17-7
Agosto 23, 2017

Gobierno suscribe convenios de cooperación con municipios de Villa Alemana y Macul para acoger a refugiados sirios

• Subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, oficializó así la próxima llegada de personas que requieren de protección, en el marco del programa de reasentamiento organizado por el Estado de Chile, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Vicaría de la Pastoral Social Cáritas Chile.

Santiago, 23 de agosto 2017.- Con el propósito de colaborar como ciudad de acogida, los municipios de Villa Alemana, en la Región de Valparaíso, y Macul, en la Metropolitana, suscribieron este miércoles 23 de agosto el convenio de cooperación con el Ministerio del Interior que permitirá recibir a 60 refugiados sirios que llegarán al país, en el marco del Programa de Reasentamiento impulsado por el Estado de Chile con el apoyo de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Vicaría de la Pastoral Social Cáritas Chile.

La ceremonia, que se desarrolló en el salón Entre Patios de La Moneda, fue encabezada por el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, y los alcaldes José Sabat, de Villa Alemana, y Gonzalo Montoya, de Macul. Estuvieron presentes la representante en Chile de Acnur, de la Iglesia Católica, del Ministerio de Relaciones Exteriores, la OIM y de la comunidad siria en nuestro país.

“Quiero agradecer el espíritu de trabajo que ha habido no sólo entre los organismos del Estado, sino que la voluntad de la iglesia a través de Cáritas, que se hará cargo de operacionalizar esto; Acnur, que ha dado todas las facilidades para seleccionar los que vendrán a Chile; la OIM, porque sin el esfuerzo de ellos –junto a los alcaldes de Villa Alemana y Macul- no hubiésemos podido cumplir adecuadamente esta primera etapa. Hay que agradecer a los organismos, más la propia comunidad civil, quienes han permitido que terminemos esto con éxito y que podamos llevar adelante un programa que no sólo será un ejemplo no sólo para Chile, sino también para el mundo”, indicó Aleuy.

El Programa de Reasentamiento –que se materializará el último cuatrimestre de este año- prevé, en una primera etapa, la acogida en ambas comunas de un grupo de seis o siete familias de refugiados, actualmente bajo protección de Acnur, las cuales serán seleccionadas en base a diversos criterios, entre ellos las mayores posibilidades de integración en la comunidad. Se trata de un primer grupo de 60 personas, de un total de 120, que en la actualidad se encuentran refugiadas en El Líbano.

Los alcaldes Sabat y Montoya agradecieron la oportunidad de colaborar en esta tarea y manifestaron toda su disposición a apoyar a los refugiados que residirán en sus comunas con educación para los niños, salud y vivienda, así como enseñanza del idioma español. El Programa tendrá una duración de dos años.

El objetivo fundamental del Programa de Reasentamiento es que el Estado de Chile les proporcione protección, seguridad y apoyo para que puedan insertarse en la sociedad chilena, para lo cual es necesario realizar los arreglos institucionales adecuados para su planificación, coordinación e implementación. Dicho objetivo se logra principalmente por medio de la ejecución de un proyecto de integración que conduzca hacia la autosuficiencia de los reasentados al cabo de dos años.

Misión de selección

En la ocasión, se dieron a conocer además detalles de la misión de selección de los potenciales refugiados que llegarán a Chile y que se realizó entre el 14 y el 19 de agosto en El Líbano, país que acoge a más de un millón de refugiados sirios, equivalente a un cuarto de su población total.

En ella participaron representantes del Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, la Oficina Nacional en Chile del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Vicaría de la Pastoral Social Caritas. Asimismo, participó la Policía de Investigaciones, a fin de facilitar los procedimientos migratorios y tratar aspectos de seguridad.

El objetivo del trabajo fue realizar un intercambio de información con los refugiados candidatos al Programa y entrevistarlos para ver la factibilidad de inserción y adaptación a la sociedad chilena. Fueron entrevistadas 17 familias, lo que corresponde a un universo cercano a las 80 personas. De esta cifra, se tendrán que seleccionar a cerca de 60 personas. Casi el 50 por ciento de los candidatos son niños.